YES I DO CT

 El primer día que -M- llegó a nuestro atelier, transmitía felicidad y ganas de comerse el mundo, risueña donde las haya y dispuesta a no dejarse llevar por la incertidumbre de una pandemia.

Prueba tras prueba venía acompañada de su madre, con la complicidad que madre e hija desprendían emocionaba en todos los sentidos.

2020 era la fecha inicial de su boda, a causa de toda la situación por la que estamos pasando, se vió obligada a posponerla al 2021, y no de una manera convencional, lo hizo de la manera más especial y bonita que podía hacer, en casa de sus padres, una celebración íntima y en ‘petite comité’.

-M- decidió no vestirse de blanco para el gran día, quería un look que luego ella pudiese reutilizar en otras ocasiones.
Un mono en crepe de seda granate con chaquetita diseñada con botones joya con bolso, tocado y mascarilla a juego.

Os invitamos a seguirla en su canal de Youtube de cocina Chefmimis, os encantará!

Un enorme Sí a todas las novias que deciden apostar por su amor en medio de una pandemia.


Leave a reply