Saltar al contenido

Hudson

La ciudad de los rascacielos, Nueva York, es la inspiración de Cristina Tamborero para la nueva colección de novia 2018.

Una colección que cobra sentido a orillas del río Hudson. Infinitos rascacielos despiertan por la noche desprendiendo destellos transformados en bordados de pedrería.

Volúmenes desde cintura, siluetas que potencian las curvas de la mujer y vertiginosos escotes de espalda. Tejidos vaporosos como la muselina o el crep de seda dan vida a cada uno de los diseños. Con siluetas estructuradas, elaboradas a partir de mikado de seda o organdí, logramos trasladarnos a la obra de arte neoyorkina firmada por el arquitecto Calatrava, Oculus.

Una colección diseñada para mujeres actuales y románticas que quieren lucir un vestido único lleno de detalles.